Madres centroamericanas buscan a hijos desaparecidos en México

0
2537

Cortesía de El Universal

 

 

“Vivos se vinieron y vivos los queremos”, expresó una de las 40 madres centroamericanas que llegaron a México en busca de sus hijos desaparecidos y quienes denunciaron, que la violencia en contra de los migrantes se ha incrementado.

 

 

 

A su paso por Tabasco, la Caravana de Madres de Desaparecidos Centroamericanos se reunieron con autoridades del gobierno estatal, a quienes le hicieron entrega de una serie de peticiones, en especial una mayor seguridad para todos los centroamericanos que a diario pasan por territorio tabasqueño en busca del sueño americano.

 

 

El grupo de mujeres procedentes de Honduras, El Salvador, Guatemala y Nicaragua y que son acompañados por Martha Sánchez Soler, activista social y Rubén Figuroa representante de la casa – hogar la 72, visitaron el Centro de Readaptación Social del Estado en busca de sus hijos quienes en muchos casos tienen más de 18 años desaparecidos.

 

 

Martha Sánchez quien es la coordinadora de la caravana, reclamó al secretario de gobierno, Cesar Raúl Ojeda Zubieta quien las recibió, que en Tabasco se está incrementando la violencia en contra de los migrantes.

 

 

“No es cierto estos anunciados que dice el gobierno federal que la delincuencia ha disminuido en este país, ni ha disminuido en lo general ni mucho menos ha disminuido la violencia en contra de los migrantes”, replicó.

 

 

Durante este encuentro, las madres de los migrantes pidieron al gobierno federal se agilice la firma del Mecanismo Transnacional por parte de los presidentes de los países centroamericanos para facilitar la localización de los desaparecidos.

 

 

Martha Sánchez refirió que, la decisión de impedir el tránsito de los indocumentados en el tren denominado “la bestia” resulto peor, debido a que ahora por tierra sufren más vejaciones y mayor inseguridad.

 

 

“Tenemos gente que está muriendo en los ríos porque los persigue el operativo de migración, tenemos gente que ha fallecido en accidentes automovilísticos tratando de eludir una redada de migración, este tránsito que presumen que hicieron un tránsito más seguro para los migrantes porque no se suben a la bestia es una de las mil mentiras”, indicó.

 

 

Clementina Murgia, originaria de Honduras con lagrimas en los ojos levanto la voz y exigió mayor seguridad y le pidió al gobierno mexicano las deje de engañar. “Yo tengo 18 años de andar en esta búsqueda y no he recibido ni una sola respuesta de nuestros hijos”, dijo.

 

 

Con coraje en su rostro cuestionó que algunos mexicanos los traten mal pero insiste en recordar a las autoridades, su compromiso con garantizar un mejor trato a los Centroamericanos. “Estamos necesitadas de que nos ayuden y le exigimos al gobierno de que vivos se vinieron y vivos los queremos”, exclamo.

 

 

Posteriormente la Caravana de Madres de Migrantes Desaparecidos acudieron al reclusorio del estado para entrevistarse con algunos reclusos de origen centroamericanos en busca de información de sus hijos desaparecidos.

 

 

Al final de esta visita, Armando Maldonado Pulgar, director general de Prevención y Reinserción Social del Estado, dio a conocer que de manera general en las cárceles de Tabasco, hay un total de 39 reos de distintas nacionalidades extranjeras.

 

 

Explicó que entre ellos hay 24 reclusos de origen centroamericanos que se encuentran ahí, asimismo señaló que del total de internos que hay de nacionalidad extranjera, el 60 por ciento están sentenciados por diversos delitos y el 30 por ciento restante se encuentran bajo proceso penal.

 

 

Ana Claribel Mendoza quien es originaria de El Salvador busca a su Mafin Alberto a quien no ha visto desde hace dos años. “Yo representó todo el dolor y el sufrimiento que mantenemos las madres, decirle que venimos también con una lista de demanda para el gobierno mexicano y uno de ellos sería el Mecanismo Transnacional donde estemos incluidos las organizaciones mesoamericanas”, refiere.

 

 

Esta Caravana lleva 11 años de realizarse y ha sido testigo de encuentros como el de doña María de la Cruz Santos, quien después de 14 años logro encontrar a su hija, Kenia Elizabeth quien estuvo recluida en una cárcel de Chiapas, y que hoy tiene dos hijos y se encuentra en tramites para regresar a Honduras.

 

 

“Gracias a esta caravana la volví a ver por Internet y hablamos con ella, esta bien. El señor que se caso con ella la dejo y tiene dos hijos; cayo en la cárcel pero ya esta arreglando papeles. Yo ahorita vengo acompañando a las madres en solidaridad”, concluyó.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here